/PaD/ Grabaciones y Mazmorras

Tras este primer paso de la /Producción a Domicilio/, podríamos reflexionar acerca de algunos aspectos que, aunque podrían pasar desapercibidos, suman a la hora de trabajar cómodamente y de obtener un sonido final competente.

LA PREPARACIÓN DEL SARAO

Pese a que esta serie comienza ya en el lugar del crimen, toda sesión de grabación debe ser planeada de antemano. Es la única forma de trabajar rápido y seguro, ya que hay algunas decisiones que ya se han tomado.

Un ejemplo es el horario. Debe ser uno realista, consensuado por todos y debemos intentar cumplirlo para evitar las prisas, malas consejeras en toda situación. Nsotros hicimos un .pdf y lo revisamos la noche de antes. Luego, cumplir, ya lo cumplimos menos.

Otro es la colocación de cada músico en la sala y sus necesidades técnicas, pactadas también de antemano para, por un lado, explotar al máximo las pocas prestaciones del lugar y, por otro, cerciorarnos de que podremos cablearlo, capturarlo y escucharlo todo de forma eficiente. Nosotros lo dibujamos en un papel y listo.

Un tercer ejemplo es la propia sesión de grabación. La noche de antes, nosotros creamos una sesión en Pro Tools con todas las pistas que íbamos a utilizar mas sus entradas ya configuradas y sus nombres y colores bien claros. Parece una tontería, pero no tener que lidiar con eso en plena grabación es una ventaja.

Si utilizas Pro Tools, aquí puedes descargar nuestro Template de Grabación (nosotros grabamos con el “buffer size 128Kbps” y con la compensación de latencia desactivada)

LA MAZMORRA DE LOS MARTÍN

En nuestro caso, la sala de grabación ha sido una cochera (utilizada, en realidad, como trastero) donde había un montón de metralla acumulada (bicicletas, cascos, equipos de esquí, sillas de jardín, lo que suele haber en estos casos…).

Nosotros sacamos los trastos que estaban en medio, pero no vaciamos la habitación por completo. Así, nuestro sonido sería mejor.

Porque el montón de objetos acumulados en las paredes funcionó como “acondicionamiento acústico azaroso”, lo que nos dió un sonido algo más seco en los micros de condensador.

Si hubiéramos vaciado la habitación por completo, con la enorme puerta metálica que recorre la sala y las paredes desnudas, aquello habría sido una auténtica cueva, con un eco exagerado que habría hecho de nuestro sonido uno mucho más manchado y difícil de tratar en la mezcla (más vale añadir reverb artificial que no poder quitar la natural que se ha colado por los micros).

EL PLAN DE TRABAJO

Otro de los factores decisivos a la hora de rendir al 100% durante la grabación es el plan de trabajo. En nuestro caso, decidimos ir por partes (como diría Jack el Destripador), canción a canción.

Huelga decir que las canciones ya estaban ensayadas (por tu bien, te recomiendo que jamás te metas a grabar a un grupo que no se sabe sus canciones…)

Y lo que hicimos fue tocar una canción hasta que la teníamos clara (pero sin pasar de 5 o 6 tomas, que ya decae el asunto claramente) y luego la grabábamos antes de pasar a la siguiente. Hicimos una lista y fuimos una a una. Sin prisa, pero sin pausa,

LA PRUEBA DE CANALES

Es justo lo que veremos en el siguiente video, todo el ruteo de cables, entradas y salidas y la propia prueba de sonido en tiempo real.

Aquí es esencial vigilar los niveles de entrada, para nunca llegar al rojo (0 dBFS) y quedarnos entre -20 y -15 dBFS.

Y también es importante ir escuchando a medida que avanzamos para saber si realmente estamos consiguiendo el sonido que buscamos de cada elemento (o, al menos, uno que se parezca medianamente al que emite el instrumento o, si me apuras, uno con el que podamos tratar en la mezcla de forma eficiente).

Todo esto lo veremos en la segunda entrega de /Producción a Domicilio/.

Espero que estas reflexiones te puedan ser de utilidad cuando afrontes tu próxima Producción a Domicilio.

Si crees que falta información o tienes una idea, no dejes de compartirla bajo este post o en las redes sociales. Será más que bienvenida. 🙂

 

Dwldbanner

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *