Reflexionando con Guillermo Marín

La entrevista con el gran Guillermo Marín (puedes verla pulsando aquí) nos dejó también un montón de perlas que nos pueden ser de utilidad a la hora de plantearnos nuestro propio camino profesional.

Lo cierto es que no hay una sola frase de la entrevista que no tenga jugo, pero, ante la necesidad de focalizar y quedarnos con dos ideas básicas, creo que debemos resaltar la parte en la que Guillermo nos habla de estar al nivel que se nos supone en ciertos ámbitos profesionales y, por otro lado, la parte en la que nos habla de la importancia del networking.

NIVEL

Guillermo deja claro que, en cualquier escenario donde hay profesionales trabajando, se presuponen una serie de conocimientos que cada individuo trae consigo. Y no son de serie, por desgracia. Vienen dados por la formación y por la experiencia, ambas pilares de toda carrera profesional.

Además, se presupone una técnica, en el caso de instrumentistas pero también en el de ingenieros, que no dejan de ser artesanos.

Por ello, Guillermo hace hincapié en la formación como el pilar donde basarlo todo. Nos cuenta su paso por Berklee y cómo la asignatura de Ear Training le cambió por completo la oreja, habilitándolo para hacer y oír a otro nivel. Formarse en lo que unx quiere hacer es esencial, bajo su punto de vista. Y yo no puedo estar más de acuerdo.

Así que, quizás debamos parar un segundo y preguntarnos en qué nivel estamos a día de hoy y cómo podemos acceder al siguiente de forma rápida pero sólida. Quizás una estrategia pueda ser agendar sesiones de estudio y práctica de forma semanal, planteando objetivos como en cualquier proceso formativo.

Lo que es obvio es que, sin paquetes en la mochila, nadie va a comprarnos nada.

NETWORKING

Por otro lado, e igualmente importante para tener éxito profesional, está el networking o los contactos que tengamos y que podamos hacer a lo largo del camino (y la impresión que les dejemos, que también abrirá o cerrará puertas posteriormente).

Guillermo nos habla de que incluso tenía una asignatura en la carrera sobre el tema, lo cual muestra que no se lo toman a broma en Boston cuando hablan de hacer lazos profesionales de forma eficiente.

Y, curisamente, el punto anterior y este van de la mano, porque es necesario un nivel de formación y experiencia acorde con la división en la que se quiere jugar. Así, alguien sin estudios musicales podrá conocer al director de la orquesta de Viena, pero habrá pocas posibilidades de que ese contacto pueda abrirle puertas profesionales, dado su pobre nivel de conocimientos en materia de música clásica (donde están, sin duda, los mejores y más formados).

Por eso Guillermo nos decía que debemos agendar tanto nuestras sesiones de estudio, práctica y trabajo, sino también las de networking, por aquello de que nadie va a llamar a tu puerta mientras tú te encierras en tu zulo a “crear”. Y nos dice también que las redes sociales son un medio ideal para hacer negocios (que es fácil desde cualquier zulo, pero nada sustituye al cara a cara).

TU OPINIÓN

Espero que esta entrevista (y las que vienen) te sean útiles para poder ver cómo lo hacen otros profesionales y te den la posibilidad de replantearte todos y cada uno de los conceptos que haga falta si ello te lleva a ser mas efectivo, más productivo y a estar mejor encaminado profesionalmente o en tu tiempo de ocio.

Me encantaría saber cuán importante crees tú que es la formación y el nivel y, por oro lado, qué fórmulas crees que son efectivas a la hora del networking y de entrar en contacto con otrxs profesionales. 

Si te animas, deja tu comentario en este post y comparte tus ideas con el resto de camaradas. Seguro que todxs nos beneficiamos de ello.

 

Dwldbanner

 

2 comentarios sobre “Reflexionando con Guillermo Marín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *