[Hombre Orquesta 10] El Reto de la Mezcla

Hace poco leí un inspirador artículo de Mathew Weiss para TheProAudioFiles donde se plantean cinco aproximaciones distintas al comienzo de la mezcla. En él se comenta que la cruda realidad es que hay sólo dos maneras de enfrentarse a una mezcla: con un plan o sin él.

 

Y, aunque siempre es excitante afrontar una mezcla sin pensar y simplemente echándole corazón, la mayoría de las veces el resultado no es, ni de lejos, el que podría haber sido si hubiéramos planeado el asunto. El autor recopila cinco métodos para mezclar tus canciones partiendo de cinco lugares distintos.

 

1. Partiendo del Ritmo

Centrarse en los elementos rítmicos es un acercamiento clásico, comenzando por la batería y percusiones, bajo, guitarras rítmicas… y añadiendo al final voces e instrumentos melódicos.

El mayor beneficio de esta aproximación es que centramos la mezcla en la idea de “groove” o “duende” que llaman los flamencos. Y la primera regla para colocar un tema es: “If it grooves, it moves” (si tiene duende, te mueve).

2. La Pirámide Vocal

Otro acercamiento muy común es empezar con tus elementos “focales” (que suele ser la voz principal). Elaboras un sonido impecable para tu pista principal y luego construyes tu mezcla alrededor de la misma. Pasas a elementos que compitan con ella en términos de importancia en la mezcla o de frecuencias, y los atacas para pulirlos y seguir avanzando. Desde la voz, posiblemente podrías moverte a la guitarra acústica, caja o piano dependiendo de la grabación.

El gran beneficio de este acercameinto es que se centra en los elementos más importantes de la mezcla. Y pensemos en que dejar para el final el elemento más importante y luego descubrir que no lo haemos sonar como debe es algo frustrante.

3. De Abajo a Arriba (o de Graves a Agudos)

Una menos común pero igualmente efectiva es la aproximación vertical desde los elementos que contienen las frecuencias más graves a aquellos más agudos. El primer paso sería tratar el bajo, 808, bombo o aquello que reina en las bajas frecuencias, y luego avanzar al siguiente elemento compitiendo en este rango. Luego sigues subiendo hacia la caja o los graves de las guitarras o de la voz, y así hasta llegar a Hi-Hats, platos y elementos más agudos.

La clave para hacer este método funcionar es tomar aquellos elementos que compiten en frecuencias e ir mezclándolos como un todo que ocupa ese rango del espectro. Y su ventaja principal es que hace de tus decisiones de Ecualización movimientos relativamente sencillos, ya que lo que estás haciendo es asignar rangos de frecuencia primarios sólo a ciertos elementos.

4. Arréglalo en la Mezcla

Este acercamiento no es exclusivo y, de hecho, es combinable con los otros acercameintos (y es justo lo que hemos ido haciendo en la serie [Hombre Orquesta]). La idea básica es tomase tiempo para conseguir una “grabación perfecta”, a base de corregir errores, desafines, idas de tempo, aplicar eculaización y compresión y plancharla en una pista nueva, así como las reverbs y demás efectos. Esta etapa estará completa cuando puedas simplemente levantar los faders y tener ya una mezcla operativa.  A partir de entonces, te centras en automatizar y ya tus movimientos de ecualización son sutiles.

El mayor beneficio es que te permite dividir la mezcla en dos partes: La mecánica y la creativa. Una vez que terminas la fase mecánica y todo está perfecto, pasas a la creativa y te centras en el volumen y en movimientos sutiles de automatización para cerrar tu mezcla, no teniendo que preocuparte por cosas que no funcionan a nivel sonoro. Además, por mucho que cueste al principio, este método es uno donde tomamos decisiones constantemente, lo que es mentalmente liberador a medida que avanzamos y, además, nos ayuda a consumir menos recursos de CPU al ir planchando los plugins en audio.

5. Crea el Espacio

Esta es la más rara de las cicno aproximaciones, y se basa en crear primero el espacio 3D sobre el que cimentaremos nuestra mezcla después. Crearemos nuestras reverbs y delays y los rutearemos en grupo junto a nuestras pistas de audio que hayan sido grabadas con micros lejanos (Room de la batería o de las guitarras, instrumentos con efectos ya planchados…). Comenzamos con estos elementos y creamos un espacio unificado para que nuestros elementos convivan, una imagen 3D que sea creíble para el oído humano. Este método podría no ser muy útil para estilos dode los espacios artificiales o irreales funcionan (Pop, EDM, Hip-Hop), pero puede ser muy útil para Jazz, Cantautores, Rock clásico y estilos donde el espacio 3D debe sonar “real”.

La ventaja de este método es que crearemos una imagen stereo que funciona desde el principio. La creación de la imagen front-to-back es uno de los aspectos más difíciles de concretar en una mezcla, y este acercameinto nos centra en obtener un espacio donde todos los elementos convivan de forma eficiente. Además, el tener la tonalidad del espacio ya cerrada puede ayudar a la hora de añadir los elementos secos de la canción.

Conclusión

Cómo encares el comienzo de tu mezcla tendrá consecuencias directas en el resultado final. Y tener un plan para llegar de A a Z te ahorrará mucho tiempo y quebraderos de cabeza y normalmente resulta en una mejor mezcla final.

El Reto

Nosotros tenemos cinco canciones para el E.P. que estamos documentando en la serie [Hombre Orquesta], y he pensado en un nuevo reto: utilizar una combinación de estos cinco acercamientos, utilizando parte de cada uno de ellos en cada una de nuestras mezclas. La idea es empezar por una mezcla estática, ver fuerzas y debilidades del tema, objetivo estilísitico, referencias, luego añadir algunos samples de apoyo y tratamiento específico y, finalmente, entrar de lleno con la mezcla en sí.

Trataremos voces (empezando por el elemento principal), luego las mutearemos y comenzaremos por la sección rítmica (empezando por el ritmo) y tratando a conciencia de grave a agudo. Luego trataremos el resto de instrumentos, habiendo activado la voz y añadiendo uno a uno los que compitan con ella. Iremos inflando también algunas pistas como hemos venido haciendo ya en la etapa de grabación. Luego crearemos el espacio 3D con reverb y efectos y, por último, automatizaremos cada elemento para rematar la mezcla y darle dinámica e interés para el oyente.

Nuevo reto, nuevo motivo para seguir adelante. 🙂

 

Dwldbanner

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *