El mayor error y el mayor acierto de mi andadura

Una historia personal que creo que puede inspirarte

Hoy quiero compartir contigo dos vivencias que han marcado mi trayectoria en esto de la producción:

Mi mayor error y mi mayor acierto en mi carrera como ingeniero de mezcla y productor.

Creo que pueden inspirarte y abrir tus ojos ante ideas que no solemos tener cuando estamos comenzando y que marcan la velocidad con la que ascendemos hacia el sonido que realmente cada uno de nosotros es capaz de entregar.

mis comienzos

Comencé en esto a finales de los años 90, registrando demos de mi propia música en un 4 pistas de cassette Fostex y de forma precaria.

Mi intención era poder recordar esas canciones para llevarlas al ensayo y rematarlas junto a mi banda y, después, ir a un estudio profesional a hacer la grabación definitiva que aparecería en el disco.

Pero cayó en mis manos una copia de ACID, el secuenciador basado en loops de Sonic Foundry (y ahora de Sony), y mi cabeza explotó al ver las posibilidades creativas del programa.

Por fin podía tener más de 4 pistas y el acceso a loops de distintos instrumentos era casi ilimitado.

año 2005 - mezclando para un cliente y sin la más remota idea de lo que hacía...

Me convertí en un hombre orquesta, y ahí comenzó mi verdadero interés por la Producción Musical como un Arte distinto a la composición de canciones.

Por fin empecé a preocuparme por el sonido final de mis producciones y por las técnicas que debían llevarme al sonido de las canciones que escuchaba en la radio y en mis discos favoritos.

mi mayor error

Probablemente debí pensar que podría aprender todo lo que sabe un productor eficiente yo mismo y sin la ayuda de nadie.

Que podría entregar un sonido de infarto simplemente haciendo mil mezclas y cometiendo mil errores.

Eso debía llevarme sin duda al sonido que tenía en mi cabeza y que resonaba en mis tímpanos a diario.

Pero lo que no pensé fue algo muy sencillo:

 a) Esto es una profesión como cualquier otra y nadie aprende solo y sin ayuda de un MENTOR con expriencia, una fase de TEORÍA y otra de PRÁCTICAS.

   b) El tiempo que me llevaría descubrir por mí mismo todos los entresijos de la Producción era equivalente a 3 VIDAS.

Quizás mi mayor error fue pensar que yo solito era capaz de aprenderlo e implementarlo todo, por mi cuenta, rápida y efectivamente.

Me equivoqué estrepitosamente.

Malgasté, literalmente, varios años de mi vida, perdido y arruinando todas mis producciones (propias y ajenas, porque me atrevía a dar servicio profesional a decenas de músicos de mi entorno) por mi falta de coherencia y de metodología.

Y perdí un buen puñado de clientes que no quisieron saber más de mí y de mi estudio... 🙁

Cada producción era una aventura distinta y mi preparación, tanto personal como de las sesiones, era nula.

Y, sin duda, el siguiente error en la lista negra fue creerme que comprando hardware y plug ins podría solucionar mis problemas de sonido final en mis mezclas.

Miles de Euros tirados a la basura al comprobar que mi sonido no había mejorado (empeoró en algunos aspectos, al sobreprocesarlo todo con mi nueva artillería).

Lamentable y realista a partes iguales, porque no entendía lo esencial: 

Lo que marca las diferencias es SABER LO QUE HAGO y POR QUÉ LO HAGO. independientemente de con qué, donde y cuándo lo hago.

mi mayor acierto

Tras años de fracasos, de resultados mediocres y de dejarlo y retomarlo mil veces, tomé la decisión de vender el 80% de los cacharros que había apilado en mi estudio durante esos años de ceguera y decidí invertir ese dinero en MÍ MISMO.

Había llegado a la conclusión de que el problema era yo, mi forma de trabajar, mi protocolo de actuación.

De que lo realmente importante es al Artesano y su Método de Trabajo, no sus herramientas o su taller.

Y esa fue la primera vez que acerté de lleno en mi andadura.

año 2007 - dinero de mi matrícula para un curso en Boston

Así que me matriculé en cursos y seminarios con entidades como el Berklee College of Music de Boston o la Fundación Autor de Madrid, además de cientos de seminarios online con figuras consolidadas de la industria musical.

Sí, me gasté todo lo que había sacado de mis ventas (y gran parte de mis ahorros).

Pero mereció la pena hasta el último pavo invertido, créeme.

Fue entonces cuando confirmé mi hipótesis de que las herramientas no son lo importante, sino quién las maneja, cómo lo hace y por qué.

Ahí es cuando entendí que es necesario un MÉTODO DE TRABAJO que siempre me lleve de la mano, independientemente del equipo o magnitud de la producción en la que trabaje.

Un protocolo que me garantice que nada escapa a mi control y que todos y cada uno de los detalles importantes son atajados como merecen en cada una de mis producciones.

Un Método basado en analizar, detectar problemas y necesidades y atajarlos de forma sensata, económica y eficiente.

año 2015 - manejando una consola SSL de 300.000€ sin dudas y con garantías de éxito

aún nos queda camino por recorrer

Tras años de experiencia, ensayo y error y de formarme con varios mentores de clase mundial, he tratado de recopilar toda la información relevante y ponerla a tu disposición para que te ayude a avanzar de forma mucho más rápida y evitando los grandes errores del autodidacta.

En el training has podido ver todos los detalles técnicos que creo que es necesario conocer para comenzar de forma sólida.

Y llega el momento de ver una introducción a mi Método de trabajo para que empieces a pensar en cómo puedes extraer el 100% de tu tiempo y de tus recursos y para que bases todo tu trabajo en las 3 premisas esenciales del éxito sonoro:

Evaluar, Detectar y Actuar.

Para complementar este training, he preparado para ti un último video para que puedas ver en acción y de forma mucho más detallada cada uno de los protocolos que utilizo en mi Estudio en Casa.

Llegó el momento de dejar atrás la Preparación y hablar de tu Entrenamiento.

Un Entrenamiento completo y orientado que te servirá para disparar tus resultados y avanzar a la siguiente fase de tu andadura de un plumazo y sin perder ni un minuto más.

Muy pronto me pondré en contacto contigo, así que atención a tu email.