¿Quieres Realmente Tener un Estudio en Casa?

Si tu respuesta a esta simple pregunta es “Sí, quiero”, quizás sea bueno pensar y argumentar por qué quieres tenerlo (o por qué lo montaste en su momento si ya tienes uno). Te ahorrará quebraderos de cabeza en el futuro.

Y, ojo, yo tengo uno tremendamente productivo y que me hace muy feliz, no es que esté diciendo que no debas, pero sí que te plantees cuáles son tus metas reales y los motivos de peso por los que has decidido montar (o mantener) tu propio estudio en casa. Porque, si lo haces, habrás definido un montón de preguntas posteriores cuyas respuestas van a trazar tu trayectoria y, por suerte o por desgracia, tu éxito.

El Vil Metal

La primera tiene que ver con la cuestión económica. Todxs sabemos que tener un estudio en casa (incluso uno realmente económico) no es algo barato. Ordenadores y parafrernalia relacionada con la producción de audio son más baratos que nunca pero, al sumar todos los gastos, el presupuesto a invertir en, digamos, 5 años de actividad es una suma considerable y más abultada cuanto menos consciente seas de ello.

Por eso, si defines tus metas reales al montarlo, estarás contestando a otras preguntas como:

¿Cuánto dinero voy a invertir en los próximos 5 años en mi estudio en casa?

Parece una bobada, pero es clave saberlo para, por ejemplo, no comprar aquellos objetos que no serán amortizados en esos 5 años.

Un ejemplo: Imaginemos que decides montar hoy tu estudio en casa. Imaginemos que tus metas son simplemente poder hacer demos de tu propio trabajo para luego poder enseñarlas en el ensayo a tus camaradas del grupo y poder trabajar sobre ellas antes de ir a un estudio profesional a grabar la versión definitiva.

Si este es tu caso, ya sabes lo que necesitarás para cubrir esos objetivos y también sabes que no tienes por qué invertir mucho dinero después de la inversión inicial. Necesitarás un ordenador, una tarjeta de sonido de dos entradas de, probablemente, unos $100, unos auriculares medio decentes y un micro de condensador barato, mas todo el cableado necesario para enchufarlo todo. Esta inversión ronda los $200 y poco o nada más te hará falta en el futuro.

Así que, a la pregunta “¿cuánto dinero voy a invertir en los próximos 5 años en mi estudio en casa?” ya puedes contestar “CERO PATATERO”. Esto hará que, en el futuro, no tires el dinero comprando previos, trastos o plugins, ya que tu meta está clara desde un principio y ya tienes lo que necesitas para alcanzarla.

Imaginemos ahora que decides montar el estudio en casa sin tener una meta concreta. Te aseguro que te vas a dejar mucho dinero por el camino hasta que hayas contestado a la pregunta inicial. Más aún si te dejas llevar por lo que lees, ves u oyes en la red o en los grupos de freaks del audio.

Así que el mejor consejo aquí es: decide por qué montas tu estudio en casa, cuáles son tus metas prácticas y siempre compra basándote en lo que realmente necesitas y vas a amortizar, en vez de en lo que ves o deseas porque “mola” pero no sabes si realmente te será útil (no en una grabación, sino de forma regular)

Tempus Fugit

Otra cuestión esencial es el Tiempo. El que vas a pasar realmente trabajando en el estudio que has decidido montar.

Nadie graba el disco del año en su primera vez. Ni a la décima. Producir audio de forma eficiente es un Arte. Y requiere de mucho tiempo de estudio y práctica (aunque puedes acelerar el proceso astronómicamente con la ayuda de un mentor).

Por eso has de preguntarte “¿Cuánto tiempo voy a invertir en mi estudio en casa?”. Si no estás seguro de saberlo (todxs tenemos una vida que nos demanda mucho tiempo), quizás no debas montar el estudio en casa y quemar tu pasta y puedas, simplemente, grabarte con tu móvil mientras trabajas en esa nueva idea para tu grupo.

Si, por contra, deseas crear o producir arte y estás dispuestx a invertir tu más preciado bien (tu vida) en ello, al haber decidido cuánto tiempo invertirás, has contestado a otras preguntas como:

¿En qué debo centrarme para obtener el máximo beneficio de ese tiempo que invertiré?

Para algunxs, invertir en la etapa de grabación les será más rentable porque sus demos sonarán mejor. Para otrxs, hacerlo en la fase de mezcla les dará mejores resultados porque dan servicio profesional. De ti depende centrarte en lo que realmente te dé beneficios y resultados. Y haberlo planeado de antemano te habrá ayudado a avanzar más rápido en tu camino hacia tu objetivo, uno único en el mundo y que sólo tú puedes (y debes) definir.

Y, nuevamente, quizás sea una buena idea invertir parte del dinero que te ahorrarás siendo previsor(a) en algo de formación. Así aprenderás a lidiar con el lado técnico del asunto y darás más peso al maquinista que a la máquina (otro gran acierto).

¿Estudio en Casa o Qué Pasa?

Mi recomendación (basada en muchos errores y mucho dinero malgastado en mi carrera) es que, si decides montar tu propio estudio en casa (creo fervorosamente que cada músicx o creador(a) debería tener uno), valora tus metas a corto y medio plazo y haz tus inversiones consecuentemente.

Piensa dónde invertir tu dinero y tu tiempo y mira tu carrera con perspectiva y sabiendo hacia dónde vas en todo momento. Esto te llevará a avanzar más rápido, a malgastar menos tu dinero y a vivir más y mejor, tanto en el mundo del audio como en el planeta Tierra.

Recuerda aquello de “camarada precavidx vale por dos”.

 

Dwldbanner

 

7 comentarios sobre “¿Quieres Realmente Tener un Estudio en Casa?

  1. Muy cierto, tambien en el caso de que sean varios intérpretes (una banda), es bueno hablarlo con ellos, porque el tiempo de cada uno es vital como se explica en este artículo. Hay que cerciorarse antes de comprar los equipos .Es muy frustante darse cuenta que algún integrante no tiene las mismas ganas de avanzar, de subir ese escalón, de hacer el disco y que suene como dios quiera. Por suerte no me ha pasado, pero en mi experiencia, a causa del motivo “tiempo” (ya que todos tenemos cosas que atender en nuestras vidas), con nuestra banda es sabido que vamos a tardar mucho para teminar el disco. Por un lado es mejor , porque cuanto más pase el tiempo más ganamos en experiencia. En parte, depende del apuro de cada uno.
    Escribo esto como colaboración al maestro Harry Up, disculpen el atrevimiento. Saludos!

    1. En efecto, camarada Gonkx, tienes toda la razón. Si te metes en el ajo con más personas hay que marcar los objetivos y “compromisos” de forma más férrea.

      Y entiendo que los miembros de tu banda déis por sentado que hará falta tiempo para terminar el álbum, pero ponéos fechas en el calendario y cumplidlas, o no terminaréis jamás (y esto sí que te lo digo por experiencia propia) 😉

      Gracias por compartir tu punto de vista. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *