5 Claves para Elegir tu Tarjeta de Sonido Ideal

Hoy más que nunca, los dispositivos de entrada / salida de audio son altamente precisos y sus precios han bajado dramáticamente. Las tarjetas de sonido que solíamos usar hace una década eran tremendamente caras. De hecho, yo mismo pagué 850€ por una M-Audio Delta 66 con dos entradas, equivalente a la Focusrite que hoy se vende por 99€ y cuya calidad de conversión se ha mejorado ostensiblemente.

Así que vivimos un momento ideal para hacer música en casa y gozar de equipos altamente precisos por un precio irrisorio. Pero es clave que compremos pensando de antemano qué necesitamos, con el fin de disponer de la mejor combinación de hardware a nuestro alcance sin gastar ni un céntimo más de lo que debemos.

Y, de la misma forma que hace poco veíamos algunas claves para elegir tus monitores de estudio, hoy quiero compartir contigo 5 claves para elegir tu tarjeta de sonido (o interface de audio) ideal.

1. Tipo de Conexión

Lo primero que debes pensar es el tipo de conexión que vas a utilizar, y ésta dependerá de tu ordenador.

Las más frecuentes son USB y FireWire, pero hay otras opciones como PCI (para ordenadores de sobremesa) o Thunderbolt.

Y, dentro de estos distintos tipos, también hay distintas versiones con sus distintas velocidades de transferencia (que serán sin duda alguna el cuello de botella de tu cadena de entrada/salida). Piensa en que debes transferir datos a tu disco duro, pues la tarjeta se encargará de convertir el sonido en audio digital (ceros y unos).

Por eso, chequea qué tipo de entradas tienes a tu disposición y elige tu tarjeta de sonido en consecuencia. Aquí te dejo algunas de las velocidades de transferencia de las distintas modalidades ordenadas de menor a mayor:

  • USB 1.0 → 1,5 Megabits / segundo
  • USB 1.1 → 12 Megabits / segundo
  • FireWire 400 → 400 Megabits / segundo
  • USB 2.0 → 480 Megabits / segundo
  • FireWire 800 → 800 Megabits / segundo
  • PCI 1.0 → 2 Gigabits / segundo
  • PCI 2.0 → 4 Gigabits / segundo
  • USB 3.0 → 4.8 Gigabits / segundo
  • PCI 3.0 → 7 Gigabits / segundo
  • PCI 4.0 → 15 Gigabits / segundo
  • Thunderbolt → 20 Gigabits / segundo

Nota: Mientras que el USB transmite por lotes, el FireWire transmite de forma contínua, por lo que puede requerir más procesamiento de tu máquina (mi portátil se calienta muchísimo cuando uso FireWire, por eso elegí USB).

2. Número de Entradas

Lo siguiente que debes plantearte es el uso que le darás a tu interface. Y es que, normalmente en nuestros estudios en casa solemos grabar en “overdub”, grabando un instrumento en cada toma, por lo que no solemos necesitar un gran numero de entradas simultaneas.

No es lo mismo grabar una guitarra y una voz a la vez (para lo que necesitarás 2 entradas) que grabar una batería o una banda en directo (que necesitará entre 4 y 12 entradas a la vez).

Así que debes plantearte qué uso le darás a tu tarjeta de sonido y comprar aquella que tenga un número de entradas acorde con tus expectativas de uso.

Un detalle acerca del número de entradas es que , a veces, no todas tienen un previo de amplificación de señal para micrófono, lo cual puede ser un inconveniente si no tienes otros previos externos o una ventaja si los tienes o si piensas grabar señales por linea (equipo de djs, teclados o señales preamplificadas de cualquier índole).

3. Número de Salidas

Otra de las claves a tener en cuenta es el número de salidas que necesitarás, y éste dependerá directamente del número de altavoces que tengas a tu disposición.

En un estudio en casa estándar, trabajaremos con un par de monitores de estudio, por lo que un par de salidas L / R serán suficientes para poder monitorizar nuestro trabajo.

Sin embargo, si tienes acceso a más parejas de monitores (o a un equipo hifi al que puedas conectar tus salidas), quizás te interese adquirir una tarjeta de sonido con más de dos salidas, para así poder ir cambiando de una pareja a otra en tiempo real (muy útil para la mezcla de audio).

Valora cuántas salidas necesitarás porque este es uno de los detalles que más descuidamos y que luego más echamos de menos.

4. Ampliabilidad

Otro de los factores que podemos tener en cuenta a la hora de comprar nuestra tarjeta de sonido es si en un futuro próximo querremos aumentar el número de entradas de la misma.

Es posible que hoy en día sólo necesitemos dos entradas, pero que en un futuro podamos tener producciones que requieran más entradas disponibles, bien para conectar más micrófonos o bien para conectar previos externos o equipos por linea.

Por ello, debemos pensar en que quizás sea bueno comprar una tarjeta con algunas entradas de previo y otras de linea, para poder conectarle previos en el futuro y tener tantas entradas simultaneas como podamos necesitar.

Otra posibilidad es comprarla con una entrada ADAT que nos permitirá conectar ocho previos más a través de un cable digital / coaxial.

5. Número de Salidas de Auriculares

También debemos pensar que, normalmente, si sólo grabamos nuestra propia música y solemos estar solxs en nuestro estudio en casa, con una salida de auriculares es suficiente.

Sin embargo, si queremos dar servicio profesional o colaborar con otras personas, probablemente necesitaremos dos salidas de auriculares, para poder escuchar lo que se está grabando y, además, que el intérprete al que estamos grabando también pueda escuchar una guía mientras graba.

Otra opción es comprar una caja multiplicadora de envíos de auriculares, que cuesta menos de 20€ y te permite mandar 4 señales (idénticas) de auriculares al mismo tiempo.

Resumiendo que es gerundio

Hoy en día es muy fácil comprar una tarjeta de sonido apta para producir música de forma completamente profesional y obtener resultados competitivos. Pero también es muy fácil no pensar antes de comprar y luego echar en falta algunas características básicas que nos lleven a tener que vender y recomprar a la hora de ampliar.

Así que espero que este artículo te sirva para pensar antes de actuar (una vez más es la clave del éxito) y así hacerte con tu tarjeta de sonido ideal, basada en tus necesidades actuales y, por qué no, en las que tendrás en un futuro cercano.

 

Dwldbanner

 

6 comentarios sobre “5 Claves para Elegir tu Tarjeta de Sonido Ideal

  1. Buenas Harry,

    Me viene que ni pintado, estoy en conversaciones para hacerme con una interface nueva, yo he usado hasta ahora la Focusrite 2i2, y lógicamente se ha quedado pequeña, pero el resultado que me ha dado ha sido bueno. Por ello estoy mirando la Focusrite Scarlet 18i20 (500,00€) y la Clarett 8 PRE (800,00€), una USB 2.0 y otra Thunderbolt. me gusta la 1ª por el precio y por que son previos similares a la que tengo, y que no me disgusta como suenan, pero la Clarett es Thuderbolt y por lo que he leído, la latencia desaparece, además parece que los previos y al conversión son mejores. La pega que no trabaja con DSP y a la hora de grabar no sé si tendré latencia con los plugins del DAW, por lo que he leído no. Actualmente sí tengo latencia y no puedo grabar con los efectos del DAW, al menos no con todos, y mi duda es si la conexión 2.0 de la Scarlett tendrá mucha latencia, por que la USB 1.0 de la 2i2 si que la tiene y no sé si la diferencia entre los 1,5 MB/s (USB 1.0) y los 480 MB/s (USB 2.0) serán suficientes.
    Si alguien me recomienda otra interface de esta gama, estaré muy agradecido.

    Muchas gracias como siempre Harry.

    1. camarada Juan, me alegra saber q t viene bien el artículo.

      en cuanto a la latencia, has probado a cambiar el buffer size de tu secuenciador?

      Si lo bajas a 128 samples, probablemente tu latencia bajará dramáticamt (si no desaparece).

      Entre usb 2.0 y thunderbolt, la segunda bate claramente a la primera en temas de latencia obviamente.

      saludos!

      1. Gracias Harry, he bajado el buffer hasta 64, pero entonces en la grabación aparecen ruidos, cuando grabo sin plugins, o con algunos básicos, la latencia es insignificante, pero en cuanto uso algún plugin de los que consume CPU, sí que se dispara, está entre 10-12mseg, pero se nota y la sensación al grabar no dejar estar cómodo. Ahora monitorizo mientras grabo a través de una X32, pero claro no es muy cómodo, de ahí, junto con la necesidad de ampliar entradas y salidas (mi 2i2 es muy limitada), el buscar una nueva interface, que si es thunderbolt entiendo no tendría este problema….

        Gracias como siempre por ti tiempo y dedicación.

        1. es extraño q tengas ruidos al grabar a64. prueba a 128 y dime si persiste el ruido.

          en cuanto al uso de plugins,es lógico q se dispare la latencia conlos q son más pesados.

          seguramente con un interface thunderbolt dejarás de tener latencia (aunque yo nunca he probado ninguno)

          saludos y gracias a ti!

  2. Gracias Harry Up, por tus aportes a los músicos de hoy, por tú generosidad que espero y que deseo, sean altamente recompensados por la gratitud de aquellos a quienes beneficias con tu enseñanza de alto nivel y de alto impacto. Quienes nos dedicamos a esta bella profesión de la música, notamos que crece tanto y tan rápido que no nos da tiempo para actualizarnos tecnológicamente y que cada rato nos toma ventaja y dificulta nuestro criterio frente a decisiones tecnológicas que pueden resultar algo complejas para quien tiene formación musical solamente, pero que quiere además beneficiarse de contar en casa con la herramienta tecnológica adecuada que cada vez está más al alcance de los bolsillos y que facilita la acción independiente, anterior a abordar los altos costos de una producción musical comercial en un estudio de grabación profesional. A veces los conceptos son más importantes que los equipos y eso es lo que nos das.

    Gracias y bendiciones.

    Rafael

    1. muchas gracias a ti por tus palabras, camarada Rafael. Eso es justo lo q intento, compartir reflexiones y experiencias q yo mismo he vivido (y errores q he cometido).

      No todo va a ser equipos, marcas y cosas así.

      Saludos y gracias por estar ahí. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *